AGEERA

Visión del escenario «AGEERA»

Asociación de Generadores de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGEERA).

El objetivo de la planificación electroenergética debería ser la asignación «óptima» de recursos en la cadena de actividades desde la producción de energía eléctrica hasta el consumo teniendo en cuenta una serie de condicionantes y observaciones que se indican posteriormente.

AGEERA propone para este ejercicio mantener el parque actual de potencia instalada, incorporando los proyectos previamente definidos y completar el escenario con generación nuclear, térmica y renovable buscando alcanzar una diversidad energética a costos competitivos y, al mismo tiempo, reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Es importante destacar que se trabaja a sabiendas que el modelo es una versión simplificada de la realidad y por lo tanto no tiene en cuenta restricciones locales, no permite utilización de máquinas específicas para modular en horas pico, no tiene en cuenta restricciones nodales y realiza un despacho de máquinas que podría diferir significativamente con un despacho real.

La prioridad para el acceso de generación será hidráulica o renovable, unidades nucleares y luego completar el faltante con unidades térmicas convencionales, apuntando a reducir la participación de esta componente fósil para lograr una matriz energética más diversificada.

La propuesta incluirá la existencia de reserva, entre el 20% y el 30% para darle robustez y seguridad al modelo. Una serie de puntos condicionan al análisis del abastecimiento y deberán ser tenidos en cuenta para una correcta planificación:

  1. Necesidad de garantizar el abastecimiento en el momento en que se produce la demanda, con un cierto grado de seguridad (calidad de servicio).
  2. Consideración de la aleatoriedad de ciertas variables (aportes hidroeléctricos y de viento, demanda, disponibilidad de los equipos, etc.).
  3. Necesidad de que la oferta se ajuste en forma instantánea a las variaciones de la demanda (curvas de carga).
  4. Existencia de redes fijas de transporte y distribución.
  5. La disponibilidad de combustible para las unidades.
  6. Los costos de producción y desarrollo.
  7. El equipamiento no siempre estará disponible por:
  8. i) indisponibilidades forzadas (estrechamente vinculado al mantenimiento preventivo),
  9. ii) indisponibilidades programadas,

iii) eventuales problemas hidráulicos, etc.,

  1. iv) la disponibilidad de los recursos puede verse reducida (combustibles, cambios climáticos, etc.).

El equipamiento adicional deberá ser tal que permita:

  1. i) Absorber razonables errores en la previsión de la demanda.
  2. ii) Disminuir la cantidad de cortes de larga, corta y muy corta duración.

iii) Disminuir las caídas de tensión manteniéndolas dentro de los valores de tolerancia aceptados.

  1. iv) Debe ser constante con las variaciones de frecuencia.
  2. v) Aportar energía reactiva necesaria.

Para el desarrollo del escenario, se han considerado las siguientes premisas:

  1. El Gobierno argentino propiciará medidas de eficiencia energética
  2. El Desarrollo y Explotación de Vaca Muerta y la expansión y desarrollo de la generación nuclear es una Política de Estado que forma parte de la Planificación Estratégica del país.
  3. Seguridad de abastecimiento de energía eléctrica con una reserva adecuada
  4. Alcanzar el autoabastecimiento de gas y petróleo y la generación de saldos exportables
  5. Costos medios competitivos
  6. Reducir emisiones de GEI
  7. Matriz energética diversificada

Escenario eléctrico

En cuanto a la demanda de energía, se consideró que en general existirán políticas de fomento para medidas de eficiencia energética, logrando una reducción global de todas las demandas de 17,37% al 2040, respecto a la condición tendencial.

En materia de energía hidráulica se consideraron los proyectos predefinidos que fueron presentados como disponibles en los datos de partida.

Con relación a las energías renovables, el principal objetivo de mínima que se planteó fue cumplir con lo establecido en la Ley 27.191. Así, proyectamos al 2040 más de 51% de energías renovables en la matriz de generación.

Dentro de los renovables se incluyen más de 6.300 MW de Almacenamiento que aportan seguridad y confiabilidad al despacho.

En cuanto al parque nuclear, no se consideró la realización de la IV Central Nuclear debido al anuncio del Gobierno Nacional de no continuar con este proyecto. Se consideró una postergación de la V Central Nuclear hasta el año 2030 y una VI Central Nuclear en el año 2032, ambas con tecnología PWR.

Respecto al parque térmico, adicionalmente a los proyectos predefinidos en curso de construcción, se incorporaron dos Ciclos Combinados de 800 MW cada uno.

En la planificación propuesta, AGEERA no predefine importaciones ni exportaciones de energía eléctrica, dejando que el modelo importe o exporte de acuerdo con las necesidades que surjan del balance de energía. Sin embargo, entiende que debe perseguirse el desarrollo futuro de los intercambios energéticos entre países con el objetivo de lograr complementariedades que reduzcan los costos globales. Estos intercambios deberán incluir swaps de energéticos.

Con respecto al retiro de potencia, si bien no se asume a priori un retiro de potencia, las máquinas térmicas menos eficientes serán desplazadas por térmicas de mayor eficiencia que resultarán despachadas con mayor probabilidad. Asimismo, la generación hidráulica, nuclear y renovable tendrá el mismo efecto, aportando eficiencia al modelo.

La decisión de no retirar potencia se debe a que muchas de las unidades que podrían dejar de operar se encuentran ubicadas donde por mucho tiempo seguirá requiriéndose su aporte (puntos cercanos a la demanda) donde el recurso primario no puede ser otro que el existente, por lo que sólo se prevé reemplazo por equipamiento donde sólo se podría tener en cuenta la mejora en los rendimientos –Bajas de unidades Turbo Gas (TG) cuando se produce el cierre del Ciclo Combinado (CC)-. Adicionalmente, se considera que muchas de estas unidades se requieren para seguridad del sistema y flexibilidad para responder a las intermitencias que puedan producir algunas tecnologías de generación eléctrica.

Se considera 100% de uso de Gas Natural para generación a partir de 2023.

Hipótesis de suministro de gas

Se apunta a un fuerte desarrollo de gas no convencional en el reservorio Vaca Muerta y a disminuir las importaciones de Bolivia y de GNL.

Hipótesis de suministro de petróleo y derivados

Se supone un incremento en la producción de no convencional merced al impulso al financiamiento de explotación y exploración. También se supone un aumento en la capacidad de procesamiento de crudo.

Observaciones y Sugerencias

Con relación a la Gestión de Demanda energética, AGEERA consideró la aplicación de políticas de fomento en un ambicioso plan de medidas de eficiencia energética, no obstante, el indicador que se definió para medir este concepto no expone adecuadamente esta premisa, por lo que se sugiere su revisión para próximos trabajos.

Muchas tecnologías poseen tiempos de implementación y amortización que exceden los períodos gubernamentales. Para su necesaria implementación deberá garantizarse el sostenimiento de políticas que acompañen las planificaciones, sobre todo si se espera que participen inversiones privadas en algunos de estos proyectos.

El penalizar a ciertas tecnologías con externalidades para que competitivamente se vean relegadas en los accesos generará escenarios más caros que, en definitiva, el usuario final terminará viendo reflejado en el costo total de la energía. En este sentido, AGEERA entiende que el desarrollo de Vaca Muerta y la mayor competencia, a nivel mundial, que genera la expansión de energías renovables, con costos a la baja, podrían permitir obtener costos de combustibles más competitivos para la generación térmica que los definidos en estas proyecciones. En esta misma línea, no compartimos el criterio asumido para la modelación de aplicar una penalización a las emisiones del CO2 a partir de gas natural, ya que las mismas no se encuentran comprendidas en la regulación vigente.

Si bien en el escenario no se modela intercambios de energía eléctrica con países vecinos, AGEERA entiende que hacia futuro debe alentarse el fluido intercambio energético con el objetivo de lograr complementariedades que reduzcan los costos globales. Estos intercambios deberán incluir la plena vigencia activa de los convenios firmados con los países vecinos, nuevos convenios y   swaps de energéticos.

Con relación al margen de reserva eléctrica del sistema, se deberá contar con una reserva operativa necesaria en la punta de demanda, con equipamiento que otorgue potencia firme y permita modular los requerimientos del Sistema Eléctrico Nacional. Igual condición debe verificarse para expectativas de «año seco».

Respecto a los combustibles, AGEERA entiende que el desarrollo de Vaca Muerta permitirá alcanzar el autoabastecimiento de gas y obtener saldos exportables de gas y petróleo que permitirán mejorar nuestra Balanza Comercial, y convertir a la Argentina en un Proveedor de Energía de Clase Mundial (World Class Energy Supplier), para ello y para las inversiones que se proyectan en el Sector Eléctrico, se requiere dar señales claras que permitan atraer inversores y faciliten la obtención del financiamiento, a tasas competitivas, que requieren estos emprendimientos.

AGEERA - Versión Extendida

Volver a Escenarios